Guía de recursos para consumidores afectados por el coronavirus

Thursday, May 07, 2020

 

English version here / Versión en inglés aquí

Chinese version here / 用此連接看中文版

Esta guía se actualiza de forma regular con información acerca de recursos para la pandemia, incluso sobre el paquete de rescate de la ley federal CARES Act.

En respuesta al brote de coronavirus, agencias gubernamentales y organizaciones privadas han comenzado a ofrecer recursos para ayudar al consumidor con la pérdida de sueldo, la enfermad, y el cierre de escuelas.

Actualizaremos esta guía a medida que surja más información.

La ley CARES Act/estímulo económico

La ley federal CARES Act (siglas de Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security) tomó efecto el 1 de abril de 2020. La ayuda financiera que ofrece a familias durante el brote de coronavirus incluye pagos en efectivo de $1,200 para cada adulto, un aumento en los fondos para beneficios de desempleo, y una moratoria en el pago de préstamos estudiantiles federales.

Cheques de estímulo

Como parte del paquete de estímulo económico del gobierno federal para ayudar a los estadounidenses durante el brote de coronavirus, más del 80% de adultos recibirán un pago de $1,200 por persona ($2,400 por pareja) y $500 por cada hijo que aún no cumpla los 17 años. El objetivo es de ayudar a la mayoría de estadounidenses y no depende de si tienen o no trabajo. El pago máximo que puede recibir una familia es de $7,500. En el sitio web del Washington Post, puede calcular cuánto dinero puede esperar.

El Internal Revenue Service (IRS) (agencia tributaria federal) determinará la cantidad de su pago de estímulo basándose en su declaración de impuestos de 2019 o 2018. Si no presentó una declaración de impuestos en esos años, sus ingresos se determinarán por medio de su estado de cuenta del Seguro Social ("Social Security statement)". El IRS ha indicado que aquellos que no tuvieron que presentar una declaración de impuestos en los últimos dos años (incluidos los contribuyentes de bajos ingresos, algunos veteranos, y personas con discapacidades; pero no personas que reciben beneficios del Seguro Social) tendrán que presentar "una declaración sencilla", con información básica tal como categoría de contribuyente (soltero, casado con declaración conjunta, etc.), número de dependientes e información bancaria para que puedan recibir el pago del gobierno. El IRS también explicó que las personas que presenten esta declaración sencilla no deberán impuestos. Además quienes no han presentado declaraciones de impuestos pero que desean recibir su pago de estímulo por medio de depósito directo, pueden proporcionar sus datos bancarios al IRS aquí.

La semana después del Domingo de Pascua (12 de abril) se depositarán electrónicamente los cheques de personas que ya reciben pagos del IRS por depósito directo. Si al presentar sus declaraciones de impuestos anteriores, nunca utilizó el servicio de depósito directo del IRS, puede anticipar que le enviarán su cheque por correo en mayo. O, si lo prefiere, puede proporcionarle sus datos bancarios al Tesoro de Estados Unidos (U.S. Treasury). (Tenga en cuenta que, debido al congestionamiento del sitio web, podrían haber momentos en que no pueda visitarlo. Intente visitar el sitio durante horas menos ocupadas.) El IRS publicará información actualizada sobre los pagos de estímulo en su sitio web.

Para más detalles sobre la "declaración de impuestos sencilla" ("simple tax return"), o para avisarle al IRS sobre un cambio de domicilio, visite el sitio web del IRS.

Empleo y trabajadores

Licencia por enfermedad / Licencia familiar y médica

Si se enferma a causa del coronavirus y no puede trabajar (ni en el lugar de trabajo ni desde casa), podría calificar hasta para dos semanas de licencia por enfermedad ("sick leave") bajo el paquete de rescate del coronavirus. (Estas serían dos semanas adicionales a la licencia por enfermedad que pudiera ya tener acumulada en el trabajo.) La nueva ley también extiende la ley federal de licencia familiar y médica (Family Medical Leave Act) hasta diciembre de 2020. Para calificar bajo la nueva ley federal (Families First Coronavirus Response Act), debe ser empleado de una agencia de gobierno, organización sin fines de lucro o empresa privada que tenga menos de 500 empleados. Además, debe cumplir con al menos una de las siguientes seis condiciones:

  1. Está sujeto a una orden de cuarentena o aislamiento federal, local o estatal a causa del coronavirus;
  2. Un proveedor de atención médica le ha pedido permanecer bajo cuarentena por motivos relacionados al coronavirus;
  3. Está sufriendo síntomas de COVID-19 y ha tomado pasos para obtener un diagnóstico de la enfermedad;
  4. Está encargado del cuidado de alguna persona que se encuentra en aislamiento o cuarentena bajo órdenes del gobierno o bajo el consejo de un proveedor médico, como se explicó en el número 1 y 2;
  5. Está encargado del cuidado de un niño que no puede asistir a la escuela ni a la guardería de niños por que han sido cerradas (y que no tiene disponible a su trabajador de cuidado de niños habitual) por causa del coronavirus; o
  6. Se encuentra en alguna otra situación bastante similar a las que especifica el departamento de salud federal en colaboración con los departamentos federales de trabajo y tesoro (Department of Health and Human Services, Department of Labor, y Department of Treasury). Se esperan más aclaraciones sobre este tema en abril).

Las personas que trabajan a tiempo completo pueden calificar por hasta dos semanas de licencia por enfermedad, mientras los que trabajan a tiempo parcial califican para un cierto número de horas de licencia por enfermedad equivalente al número promedio de horas que trabajan durante dos semanas. El pago máximo durante la licencia es de $511 al día para empleados que están enfermos o que están recibiendo atención médica. Para empleados que están a cargo del cuidado de un familiar enfermo o que cuidan de sus hijos, el pago máximo es de $200.

La ley estipula que para recibir este beneficio no se requiere que el empleado encuentre a un suplente.

La ley no aplica a aquellos que trabajan para empresas con más de 500 empleados. Para empresas con menos de 50 empleados, la ley sí aplica, pero el departamento de trabajo (U.S. Department of Labor) podría dispensarlas del cumplimiento de la ley si el otorgar licencia de enfermedad a los empleados podría resultar en el fracaso de la empresa. El empleador también puede negarles licencia por enfermedad a quienes encabezan la lucha durante la crisis del coronavirus: los proveedores de atención médica y el personal que responde a emergencias.

Para mayor información sobre la nueva ley federal de licencia por enfermedad, visite el sitio web del Department of Labor y revise su página de preguntas frecuentes.

Si no califica para licencia por enfermedad bajo la ley federal pero vive en un estado que requiere que las compañías privadas ofrezcan licencia por enfermedad, es posible que califique para algún tipo de remuneración durante el brote de coronavirus. En el sitio web de la National Conference of State Legislatures, puede verificar si su estado cuenta con alguna ley que exija a los empleadores ofrecer licencia por enfermedad.

Varios estados, incluso California, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island y Washington ofrecen licencia familiar pagada ("paid family leave"). Si vive en uno de estos estados, y se ve obligado a cuidar de alguien enfermo de COVID-19, o de alguien en cuarentena, puede solicitar el beneficio estatal conocido como "Paid Family Leave" (licencia o permiso familiar pagado). Los beneficios son parecidos a los del seguro por discapacidad; le pagan un cierto porcentaje de su sueldo, según sus ingresos.

Discapacidad

Si recibe un resultado positivo al coronavirus, o si ha estado expuesto al virus, es posible que pueda solicitar beneficios del seguro estatal por discapacidad temporal. Los estados de California, Hawaii, Nueva Jersey, Nueva York, y Rhode Island ofrecen este beneficio a sus habitantes. El objetivo de estos programas es de reemplazar parcialmente el sueldo de trabajadores que están muy enfermos o que sufrieron lesiones en el trabajo, y que no pueden trabajar. La cantidad del beneficio semanal varía de un estado otro y de una persona a otra. También depende del sueldo del trabajador. Si solicita el beneficio y se lo aprueban, podrían pasar algunas semanas antes de que reciba su primer cheque.

Desempleo

El gobierno federal y de cada estado administran juntos el programa de seguro por desempleo. A las personas que pierden su trabajo, sin culpa alguna, se les pagan beneficios hasta que encuentren otro trabajo. Si pierde su trabajo o si le reducen las horas a causa del coronavirus, puede solicitar beneficios de desempleo para recuperar parte del sueldo que ganaba. No se dé por vencido: varios estados se encuentran agobiados por el gran número de personas que han solicitado beneficios por desempleo, así que esté dispuesto a insistir cuando solicite los beneficios. Considere solicitar los beneficios durante las horas menos ocupadas, como temprano por la mañana o más tarde en la noche.

Bajo la nueva ley federal CARES Act, el beneficio por desempleo aumentará $600 por semana durante cuatro meses. Además los beneficios se pagarán durante 13 semanas adicionales. Los trabajadores de la economía colaborativa ("gig workers") y los trabajadores autónomos ("freelance"), que anteriormente no calificaban para beneficios por desempleo, sí podrán recibir beneficios bajo la nueva ley. Esta lista de preguntas frecuentes ofrece más información sobre cómo calificar para beneficios de desempleo.

Pequeñas empresas

La ley CARES Act ha destinado $350 mil millones para ayudar a las pequeñas empresas a conservar los trabajos de sus empleados durante la pandemia del coronavirus y la crisis económica. Por medio de la agencia federal U.S. Small Business Administration, el llamado Paycheck Protection Program (programa de protección de sueldo) ofrece a las pequeñas empresas préstamos garantizados al 100% por el gobierno federal. La empresa puede pedir prestado hasta 2.5 veces sus gastos de nomina mensuales promedio (hasta un máximo de $10 millones).

El préstamo se podría condonar si la empresa conserva a su personal durante la crisis, o si lo reinstala para cierta fecha.

La U.S. Chamber of Commerce (cámara de comercio a nivel nacional) ha publicado una guía con preguntas frecuentes para ayudar a las pequeñas empresas y a trabajadores autónomos a solicitar préstamos.

Para solicitar un préstamo federal para desastres para pequeñas empresas, visite el sitio web de la U.S. Small Business Administration.

Recuerde, si sus informes de crédito están "congelados" por motivo de un "congelamiento de seguridad" ("security freeze" o "credit freeze"), deberá suspender el congelamiento antes de solicitar el préstamo. De esta forma permitirá la revisión de su historial de crédito y no retrasará el proceso de solicitud y aprobación de préstamos.

Importante: Si, antes del 30 de marzo de 2020, solicitó un préstamo del Economic Disaster Injury Loan Program (programa de préstamos para desastres), tendrá que volver a solicitarlo para poder recibir el anticipo de $10,000; no importa si su solicitud anterior fue rechazada o sigue pendiente.

Los gobiernos estatales y locales también han comenzado a ayudar a las pequeñas empresas:

  • La ciudad de Nueva York ofrece préstamos de hasta $75,000 sin intereses.
  • El estado de Washington permite que los pequeños negocios que califican retrasen el pago de impuestos comerciales.
  • Las pequeñas empresas en la Florida pueden solicitar préstamos sin interés de hasta $50,000.

Workest, un sitio web dedicado dedicado a los pequeños empresarios, ofrece una lista actualizada de programas de asistencia financiera organizada por estado y condado. Incluye información sobre las multas impositivas que pueden dipensarse, líneas de crédito garantizadas por el gobierno federal, y préstamos puente.

Trabajadores de hostelería

El programa de ayuda de emergencia para el personal que atiende bares, Bartender Emergency Assistance Program, de la USBG National Charity Foundation ofrece subvenciones de hasta $2,500 para los trabajadores y sus familias. No se requiere ser miembro de USBG para solicitar ayuda.   

La organización One Fair Wage proporciona ayuda económica temporal a través de un fondo de emergencia para trabajadores de restaurantes, choferes que ofrecen servicio de transporte contratado o de viajes compartidos (come Uber y Lyft), y trabajadores de servicio de entrega. También ofrecen un sitio web en español.

Para propietarios y empleados de restaurantes, la organización Restaurant Workers’ Community Foundation ofrece asistencia temporal. También ofrece enlaces a otras fuentes de ayuda económica.

La fundación National Restaurant Association Educational Foundation estableció un fondo para ofrecer subsidios de $500 a trabajadores del sector de restauración impactados por el coronavirus.

Contratación de personal para servicios "esenciales"

A la vez que tiendas minoristas en todo el país cierran sus puertas, las empresas consideradas "esenciales", tal como mercados de comestibles, farmacias y Amazon, están contratando a miles de empleados para responder a la elevada demanda. Se solicita personal para entregas, trabajo de bodega y ventas.

Alimentos y comidas preparadas

Bancos de comida

Si necesita ayuda para surtirse de alimentos, diríjase a su banco de comida local. Encuéntrelo en el sitio web de Feeding America.

Desayunos y almuerzos escolares

Varios distritos escolares locales siguen ofreciendo dos comidas al día (para llevar) durante el cierre de escuelas. De hecho, varios distritos han expandido su programa de almuerzos gratuitos y de bajo costo para poder ofrecer comidas gratis a cualquier menor que no haya cumplido los 18 años. También es posible que le permitan recoger comidas en la escuela que le quede más cerca, aunque no sea a la que asiste diario. En el sitio web de su distrito escolar encontrará la más reciente información, o ingrese su código postal aquí para encontrar su distrito escolar local. La herramienta de la USDA también le ayuda a encontrar dónde se ofrecen  comidas para niños durante el cierre de escuelas.

Programa SNAP (para ayuda con la compra de alimentos)

El programa SNAP (siglas de Supplemental Nutrition Assistance Program, conocido antes como el programa de "estampillas de comida") ayuda a familias de bajos ingresos con la compra de alimentos. El tamaño de su familia, sus ingresos y sus gastos se usan para determinar si califica para beneficios. Para obtener más información o para solicitar la ayuda, comuníquese con la oficina de SNAP en su estado. Encuentre la oficina de su estado en línea o llame al 800-221-5689 para obtener el número de teléfono que corresponde a su estado. Los beneficios de SNAP se han ampliado. En 15 estados y en Washington, D.C., el programa SNAP ahora permite la compra de comestibles por internet a través de ciertas tiendas participantes como Amazon y Walmart.

Programa WIC (ayuda alimentaria para madres y niños pequeños)

WIC (siglas de Special Supplemental Nutrition Program for Women, Infants and Children) proporciona alimentos nutritivos y educación nutricional a mujeres embarazadas, madres con hijos recién nacidos, y niños hasta la edad de 5 años. Obtenga más información en el sitio web de WIC del USDA

Comida a domicilio

El programa Meals on Wheels entrega comida a domicilio para personas de edad avanzada que no pueden comprar o preparar sus propias comidas.

El sitio web de Aging In Place comparó los servicios de entrega de alimentos para encontrar los que podrían servirle mejor a personas de edad avanzada. Ofrece reseñas de Instacart, Amazon Fresh y Walmart, entre otros.

Cualquiera que sea su edad, investigue si en su supermercado local ofrecen servicio de entrega a domicilio o si le permiten a usted recoger sus alimentos sin bajar de su coche. (Tome nota que a raíz de la gran demanda que ha generado el coronavirus, los servicios de entrega de varios supermercados se han demorado.)

Para poder mantener sus puertas abiertas, algunos restaurantes locales también están vendiendo comida para llevar. Algunos le permiten recoger su comida sin que baje de su coche y sin necesidad de contacto físico, otros hacen entregas por medio de compañías como Grub Hub, Uber Eats, Caviar y Seamless. Llame a su restaurant local favorito y pregunte si siguen preparando comida para llevar.

Horarios de compra para personas vulnerables

Tiendas de comestibles en todo el país han comenzado a designar horarios especiales para que hagan compras las personas de edad avanzada, mujeres embarazadas y personas con el sistema inmune debilitado.

Tiendas locales y cadenas nacionales como Target, Dollar General y Whole Foods anunciaron los horarios, que, en general, comienzan una hora antes de que abran la tienda para el resto del público. De esta forma las tiendas ayudan a prevenir infecciones para personas vulnerables. Llame a su tienda local para averiguar el horario, o pídale a algún vecino que le ayude a averiguar los horarios especiales para compras en su zona.

Mercados de agricultores locales ("farmers markets")

Revise la lista de "farmers markets" locales (mercados de agricultores) donde podrá encontrar productos de agricultores locales que venden directamente al consumidor (típicamente al aire libre).

Agricultura comunitaria (Community Supported Agriculture)

Por medio de un sistema agrícola comunitario, conocido en inglés como Community Supported Agriculture (CSA), los agricultores ofrecen directamente al consumidor comida local de temporada que incluye productos agrícolas, carnes, lácteos y pan. Haga clic aquí para encontrar su CSA local, o busque en línea la frase "fresh produce delivery" para encontrar las opciones en su zona.

Vivienda

Suspensión de desalojos

Según la ley CARES Act, durante un plazo de 120 días, queda prohibido que sean desalojados los inquilinos que viven en propiedades cuyas hipotecas están garantizadas por el gobierno. (En otras palabras, hipotecas que fueron compradas por las entidades Fannie Mae o Freddie Mac.) Averigüe si en la propiedad que usted vive se prohíben desalojos de inquilinos que no pudieron pagar el alquiler por motivo del coronavirus.

Busque con la herramienta de Fannie Mae aquí.

Busque con la herramienta de Freddie Mac aquí.

Además, varios estados, ciudades y condados han suspendido los desalojos de forma temporal. De esta manera podrán permanecer en sus hogares los inquilinos afectados por el coronavirus. La suspensión de desalojos no elimina la obligación de pagar el alquiler, ni impide que el dueño recupere la renta que se le debe.

La organización National Housing Law Project ha publicado una lista con información sobre las moratorias de desalojos en cada estado. La lista cubre 24 categorías de información sobre desalojos en cada estado.

NOLO también ha dado seguimiento a las prohibiciones de desalojos y a otras protecciones para inquilinos. Ofrece información actualizada sobre nuevas medidas en distintos estados (y, si aplica, en algunos condados y ciudades) con respecto al coronavirus.
 

Ayuda con hipotecas

Varias entidades del gobierno federal y entidades semipúblicas de financiamiento de la vivienda (Federal Housing Finance Agency (FHFA), Housing and Urban Development (HUD), United States Department of Agriculture (USDA), Fannie Mae y Freddie Mac) anunciaron que, de manera inmediata y hasta por lo menos el 31 de agosto, se suspenderán las ejecuciones hipotecarias (“foreclosures”) y los desalojos. (Este plazo podría prolongarse). Los propietarios que no puedan pagar la hipoteca, también podrán suspender sus pagos de forma temporal ("forbearance") durante seis meses (con la posibilidad de seis meses adicionales si los necesitan). Visite los sitios web de Fannie Mae y Freddie Mac para determinar si estas entidades garantizan su hipoteca:

Las oficinas de los sheriff (alguacil) en todo el país, han suspendido su labor de hacer cumplir los desalojos, y los tribunales no están aceptando casos de ejecuciones hipotecarias. Los expertos en el tema recomiendan que si tiene dificultades para hacer los pagos de la hipoteca, debe llamar al prestamista y averiguar sus opciones.

Para ayudar a los prestatarios de hipotecas a sobrellevar la crisis, casi todos los estados les ofrecen alguna ayuda. Forbes ha recopilado información sobre los programas estatales aquí.

Los gobiernos estatales también están tomando medidas para ayudar a los propietarios durante esta crisis nacional; incluidos los estados de California, Delaware, Indiana, Kansas, Kentucky, Maryland, Nueva York, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Pennsylvania, Texas y Virginia.

Ally Bank, Bank of America y Wells Fargo se encuentran entre los prestamistas de hipotecas privados que están ofreciendo ayuda a los prestatarios afectados por el coronavirus.

Si se le dificulta pagar su hipoteca, un buen primer paso es consultar la guía del Consumer Financial Protection Bureau (CFPB)  "Guide to coronavirus mortgage relief options" que ofrece información sobre las opciones de ayuda para prestatarios de hipotecas afectados por el coronavirus. El CFPB también cuenta con la herramienta Find a Housing Counselor que le ofrece una lista de organizaciones locales de consejería de vivienda aprobadas por HUD. Puede obtener consejo gratuito o de bajo costo sobre cómo manejar la hipoteca durante la crisis.

La organización National Housing Law Project ofrece una lista actualizada de recursos para personas que necesitan ayuda en cuestiones de vivienda. Los recursos incluyen información sobre protecciones para propietarios, un mapa de las moratorias en distintos estados, y herramientas para quienes se dedican a la defensa de inquilinos.

Cuidado de salud

Pruebas de coronavirus

El presidente Trump anunció que las principales compañías de seguro médico (incluso las que proporcionan cobertura individual y familiar y las que ofrecen cobertura de Medicare) han aceptado no cobrar copagos (copays) para las pruebas de COVID-19 (aunque no se mencionó el costo de tratamiento). La lista de aseguradoras incluye Anthem, Aetna, Cigna, EmblemHealth, Blue Cross Blue Shield, Oscar y United Healthcare.

Los planes de salud sí cubren el tratamiento de COVID-19, pero no necesariamente dispensarán los copagos ni otros costos compartidos relacionados con el tratamiento de la enfermedad. Esto significa que, si se enferma, aún podrían cobrarle el deducible de su plan. Sin embargo, varios estados han requerido o recomendado que las aseguradoras ofrezcan cobertura más amplia de lo que requiere el gobierno federal. La fundación Commonwealth Fund ofrece más información sobre las directrices y recomendaciones estatales que deben seguir las aseguradoras durante el brote de coronavirus.

COBRA

Si pierde el trabajo en el que le proporcionaban seguro médico, puede continuar con la misma cobertura por hasta 18 meses si la paga usted mismo (lo que significa, en general, que le costará mucho más). Dentro de los 14 días de perder el trabajo, el empleador le debe enviar una carta sobre la ley COBRA. Luego, podrá tomar 60 días para decidir si quiere o no la cobertura COBRA (y podrá cambiar de idea, siempre y cuando sea durante el mismo plazo de 60 días). Para obtener más información, hable con su empleador, visite el sitio web del Department of Labor (agencia federal encargada de asuntos de trabajo), o llame al 866-444-3272.

Medicaid

Medicaid es un programa de cobertura de atención médica para personas individuales y familias de bajos ingresos. Debido a que es un programa estatal, las pautas del programa varían de un estado a otro. Encuentre más información en el sitio web de Medicaid.

El Mercado de Seguros Médicos de la ley de cuidado de salud asequible (Affordable Care Act Marketplace)

Si su empleador no ofrece seguro médico, o si perdió su trabajo, es posible que pueda comprar un plan a través del Mercado de Seguros Médicos de la ley federal de cuidado de salud asequible (Affordable Care Act Marketplace). Aunque el período de inscripción abierta ("open enrollment") normalmente ocurre en el otoño, y aunque el Presidente Trump ha decidido no reabrir el Mercado federal por el momento, varios estados han de nuevo abierto sus mercados de seguro estatales ("exchanges"). Los estados incluyen California, Colorado, Connecticut, Maryland, Massachusetts, Nevada, New York, Rhode Island, Washington y Washington, D.C.

Centros de salud financiados por el gobierno federal

Para encontrar clínicas gratuitas o de bajo costo, busque en el sitio web Find a Health Center de la Health Resources & Services Administration, llame al 877-464-4772 o envíe un correo electrónico a [email protected].

Telecomunicaciones y servicios públicos

Internet

En respuesta al brote de coronavirus, varios proveedores de internet, incluidos Altice USA, Charter y Cox, ofrecen internet gratis a familias con niños que estudian en niveles de kínder hasta el grado 12. Comcast está ofreciendo en todo el país servicio de internet gratuito para familias de bajos ingresos; acceso gratuito a sus puntos de conexión wifi ("hotspots") para todos; y ha dejado de imponer limites máximos al uso de datos.

Todos los proveedores de internet que firmaron el "Keep Americans Connected Pledge" de la Federal Communications Commission también están permitiendo acceso gratuito a sus redes wifi para todos.

Servicios públicos

Varias compañías de servicios públicos en todo el país han suspendido las desconexiones y han eliminado las multas por pagos atrasados para clientes que tienen dificultades para pagar sus facturas eléctricas. Las compañías incluyen Consolidated Edison, Georgia Power, Green Mountain Power, NV Energy, Pacific Gas & Electric, y Southern California Edison. Casi la mitad de estados han establecido una moratoria en las desconexiones de servicios. Si se le dificulta pagar su factura, llame a su compañía y pida un plan de pagos flexible; podrían concedérselo durante las siguientes semanas.

Las compañías municipales proveedoras de agua en diversas partes del país, incluso en Detroit, New Orleans, Phoenix, Salinas, Seattle, St. Louis, y el estado de Connecticut, dejarán de desconectar el servicio agua. Algunas de ellas hasta reiniciarán el servicio si fue desconectado anteriormente, aunque la restauración podría tomar algunos días. En muchos estados se prohíbe cortar el agua cuando se ha declarado un estado de emergencia.

Llame al teléfono que aparece en su factura para hablar sobre las opciones que tiene si no puede pagar lo que debe, o si quiere pedir que le restauren el servicio.

Teléfono

AT&T, Sprint, T-Mobile y Verizon se han comprometido a ayudar a mantener "conectado" al consumidor al firmar el "Keep Americans Connected Pledge" de la Federal Communications Commission. Han acordado que durante al menos los próximos 60 días:

  • No cancelarán ningún servicio residencial o de pequeñas empresas si el cliente no puede pagar su factura a causa de la pandemia del coronavirus.
  • Dispensarán los recargos por pago atrasado de clientes residenciales o de pequeñas empresas si sus circunstancias económicas fueron afectadas por la pandemia del coronavirus; y
  • Permitirán acceso a sus puntos de conexión wifi ("hotspots") para cualquier persona en el país que lo necesite.

Servicios financieros

Para ayudar a sus clientes que tienen dificultades para pagar facturas, Bank of America, Chase, Citibank y otros bancos dispensarán los recargos por pago atrasado, ofrecerán opciones a los que no pueden cumplir con algún pago y brindarán otras formas de ayuda.

Goldman Sachs, la institución financiera emisora de la tarjeta de crédito de Apple,
anunció que, a los clientes que lo pidan, se les permitirá no hacer el pago de marzo, sin incurrir interés adicional. American Express (tarjetas de crédito) y Capital One (tarjetas de crédito y préstamos de automóvil) también podrían permitirle no hacer pagos mensuales sin cobrarle interés adicional.

Si tiene dificultades para pagar su cuenta de tarjeta de crédito u otro préstamo, llame al administrador de la cuenta. Pregunte si, tomando en cuenta la crisis nacional actual, podrían suspenderle el cobro de la deuda temporalmente, sin recargos y sin cobrar interés.

Pago automático de facturas
Si paga sus facturas de manera automática desde su cuenta bancaria, podría ser recomendable suspender los pagos por algún tiempo. La agencia Consumer Financial Protection Bureau ofrece instrucciones sobre cómo suspender los pagos automáticos aquí.

Préstamos estudiantiles

Según la ley CARES Act, las personas que deben préstamos estudiantiles federales no tendrán que hacer pagos durante seis meses, hasta el 30 de septiembre de 2020 (aunque sí se tendrá que pagar ese dinero más adelante). Tampoco se cobrará interés adicional durante este plazo. Además, el plazo de seis meses de suspensión de pagos contará como seis meses de pagos puntuales para quienes participan en un plan de condonación de la deuda por su trabajo en servicio al público (Public Service Loan Forgiveness) o participan en un plan de pago basado en sus ingresos (Income-Driven Repayment Plan).

Si la clase de préstamos que tiene califica para la suspensión de pagos, no tendrá que hacer nada; los pagos y la acumulación de interés se suspenderán automáticamente. Sin embargo, le recomendamos revisar su cuenta en línea para confirmar que no le estén exigiendo un pago o cobrando interés. Si le siguen cobrando, llame a la compañía que administra la deuda (la compañía que le envía la factura, o "loan servicer") y pregunte sobre la suspensión de pagos que ofrece la ley CARES Act. (Puede encontrar información actualizada sobre este proceso de suspensión de pagos, conocido en inglés como "forbearance", en StudentAid.gov, un sitio web de la agencia federal Department of Education.)

Los préstamos estudiantiles que no fueron incluidos en la ley CARES Act son los préstamos Perkins; los préstamos Federal Family Education Loans (FFELs) que se deben directamente a un banco u otra institución financiera; y los préstamos privados (no del gobierno federal). Aquellos que tengan este tipo de préstamo deberán seguir con sus pagos o pueden llamar al administrador del préstamo y preguntar si pueden ofrecerles una suspensión temporal ("forbearance"). (Durante cualquier suspensión que ofrezcan, el interés probablemente se seguirá acumulando.)

El Department of Education, agencia del gobierno federal, ha suspendido el cobro de préstamos estudiantiles incumplidos ("defaulted loans"), lo que incluye ya no embargar ni el sueldo ni el reembolso de impuestos del deudor. (Si presentó su declaración de impuestos de 2019 antes del 13 de marzo, y le han embargado su reembolso, le regresarán su dinero.) Podría ser necesario comunicarse con su empleador para detener el embargo de su sueldo; puede pedirle ayuda al representante de recursos humanos en su lugar de empleo o a su supervisor.

Si ya se inscribió en un plan de pago basado en sus ingresos ("income driven repayment plan") y perdió su trabajo o se han reducido sus ingresos, pídale al administrador de la deuda que inmediatamente vuelva a certificar sus préstamos basándose en sus recién reducidos ingresos. De esta manera, cuando en septiembre termine el plazo de suspensión de préstamos, su pago mensual podría ser mucho menos que ahora. Si en este momento no participa en algún plan basado en sus ingresos, ahora es buen momento para inscribirse. Obtenga más información aquí. La organización Student Debt Crisis elaboró una herramienta gratuita herramienta que puede ayudarle a inscribirse en el mejor plan para su situación financiera. También puede llamar a la entidad administradora de su préstamo y pedir que, sin costo alguno, lo inscriban en un plan.

Si sus pagos actuales son para "rehabilitar" un préstamo federal, le recomendamos que considere seguir con esos pagos para que no pierda el avance que ha logrado hacia la rehabilitación.

Diez estados, incluidos California, Colorado, Connecticut, Illinois, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Vermont, Virginia y Washington, y también Washington, D.C., negociaron con las empresas que administran préstamos estudiantilies privados, incluidas Sallie Mae, Nelnet y Navient, para conseguir alivio para los prestatarios. Los prestatarios de préstamos privados y de préstamos FFEL de entidades privadas tienen a su disposición una suspensión de pagos ("forbearance") de 90 días. Según el acuerdo, también se suspenderán los recargos por pagos morosos, las demandas en tribunales, y la introducción de información negativa en los informes de crédito. Si desea aprovechar la suspensión de pagos, debe comunicarse con la compañía y pedir participar en el programa. Para recibir el alivio, no será necesario mostrar pruebas de que el conronavirus le causó dificultades económicas.

Obtenga más información sobre cómo la ley CARES Act afecta a los préstamos estudiantiles en el sitio web de Student Loan Borrower Assistance.

Cuídese de las estafas de préstamos estudiantiles. Ninguna empresa que según se dedique a reducir su deuda ("debt relief company") podrá hacer algo por usted que usted mismo no pueda hacer gratis, y con solo llamar al administrador del préstamo. Cualquier compañía que le asegure poder reducir sus pagos, o hasta cancelarlos, le cobraría cientos de dólares para seguir el mismo proceso. Para aprender sobre otras estafas comunes sobre préstamos estudiantiles de las que se debe cuidar, visite esta página web.

Impuestos

El gobierno del presidente Trump anunció que los contribuyentes individuales y las empresas tendrán 90 días adicionales para declarar y pagar los impuestos de 2019, sin que se les cobre interés o multas. La nueva fecha límite es el 15 de julio. Sin embargo, si espera recibir un reembolso, debería presentar su declaración lo más pronto posible.

Si ya presentó su declaración de impuestos y al presentarla permitió que, antes del próximo 15 de julio, el IRS pueda retirar electrónicamente de su cuenta de cheques los impuestos que debe, puede cancelar ese pago y programarlo para otra fecha más adelante.

La mayoría de estados han aplazado las fechas para declarar y pagar impuestos para contribuyentes individuales o empresas. Si el gobierno de su localidad o condado no ha aplazado la fecha en que se deben pagar los impuestos sobre bienes inmuebles, podrían aún dispensar las multas por pagos atrasados a causa del coronavirus. Comuníquese con la oficina local del recaudador de impuestos para averiguar las opciones que ofrecen ahora.

El periódico USA Today ofrece una lista actualizada de estados que han postergado las fechas para pagar impuestos y que han dispensado las multas por pagar impuestos tarde.

Si necesita ayuda con la preparación de su declaración de impuestos, el programa Volunteer Income Tax Assistance (VITA) ofrece ayuda gratuita a personas que, por lo general, ganan $56,000 o menos al año, están discapacitadas o hablan poco inglés y necesitan ayuda al preparar su propia declaración. Para encontrar un preparador de impuestos cerca de usted visite el sitio web del IRS.

Estafas

Los estafadores siempre tratarán de aprovecharse durante una crisis, y el brote de coronavirus les presenta una buena oportunidad. En nuestro boletín mensual, SCAM GRAM, puede encontrar los más recientes fraudes relacionados con el coronavirus. También le recomendamos este artículo de Forbes sobre las estafas durante esta crisis. La agencia federal de comercio, Federal Trade Commission, publicó una lista también sobre este tipo de estafas y ofrece consejos sobre cómo evitarlos.

Las siguientes son algunas de las estafas que se están viendo ahora:

  • Correos electrónicos fraudulentos que fingen originar del centro de control de enfermedades federal (Centers for Disease Control o CDC) y de la Organización Mundial de la Salud
  • Cheques falsos, supuestamente del programa de estímulo económico, que después de cambiarlos resultan sin fondos (similar a esta estafa)
  • Estafadores que llaman y piden su información con el pretexto de querer depositar en su cuenta bancaria el dinero del estímulo económico
  • Estafas que de alguna forma o otra tienen que ver con el pago de $1,200 de estímulo económico
  • Tiendas que venden productos de limpieza e higiene falsos, tal como toallas desinfectantes, mascarillas y gel antiséptico
  • Correos electrónicos que buscan robar información personal del consumidor asegurándole que pueden conseguirle, de tiendas conocidas, productos de limpieza, papel higiénico y otros
  • Fraude en las pruebas de anticuerpos para el coronavirus

Viajes

Para millones de personas, los planes de salir de viaje han sido interrumpidos, cancelados o cambiados por motivos del coronavirus. Puede ser confuso entender cuándo califica para un reembolso y cuándo debe conformarse con solo un "crédito" para viajar en otra ocasión. Los siguientes son algunos artículos con más información sobre el tema:

  • Elliot Advocacy detalla los derechos del viajero y le ayuda a decidir si debe cancelar su viaje o si debe esperar que se lo cancele el hotel, la compañía de cruceros o la aerolínea.
  • El diario The New York Times explica cómo las aerolíneas están gestionando las interrupciones de viajes.
  • El periodista proconsumidor David Lazarus escribió un artículo sobre las políticas de los cruceros durante el brote del coranavirus.
  • El diario The Washington Post ofrece unos consejos sobre cómo conseguir reembolsos de los gastos de viaje.
  • El sitio web de Business Insider ofrece información sobre la cancelación y los cambios en reservaciones de hotel (y de Airbnb).
  • The Points Guy ofrece una lista actualizada de las políticas de cancelación de aerolíneas domésticas e internacionales.
  • El New York Times examina por qué es tan difícil conseguir reembolsos de agencias de viaje que operan solo por internet (como Expedia, Priceline, etc.).

Si tiene un problema sin resolver con una aerolínea durante este tiempo, es muy importante presentar una queja a la agencia federal Department of Transportation (DOT). Solamente por medio de quejas en escrito se conseguirá que el gobierno considere cambiar las leyes (a corto o largo plazo). Si esta agencia no recibe quejas (o las suficientes quejas) acerca de algún problema, no tendrá motivo para actuar. 

Si tiene una queja sin resolver sobre un crucero, puede solicitar el servicio de intermediario de la agencia Federal Maritime Commission. Sin embargo, en la actualidad no existe supervisión del sector de cruceros a nivel federal, ya que varias de las líneas de cruceros operan desde otros países.

Los consumidores que tengan quejas sin resolver sobre vuelos, cruceros, hoteles, y de propiedades de tiempo compartido, deberían quejarse en la oficina del procurador estatal (attorney general) y con el Better Business Bureau. Deberían también considerar publicar sus quejas en Twitter; a las compañías no les gusta ver que se publiquen las quejas a la vista de todos y podrían comunicarse con usted para demostrarle que quieren resolver el asunto.

Otros recursos

  • La organización Veterans Education Success ha publicado una guía para veteranos del servicio militar que abarca recursos de salud mental, ayuda económica urgente, información sobre préstamos estudiantiles, y consejos para mantener a los hijos entretenidos en casa.
  •  La revista The Nation ha publicado una lista de distintas entidades que ofrecen subsidios para ayudar a varias comunidades en todo el país.
  • Wide Open School es un proyecto colaborativo de editoriales, organizaciones sin fines de lucro, y empresas de los sectores de educación y tecnología que ofrecen lecciones y actividades para niños. Se categoriza la información según el año escolar del niño y según el tema.
  • La página web de Consumer Reports con enfoque en el coronavirus ofrece información y artículos sobre una variedad de temas, incluso de salud, vivienda, mantenimiento del hogar, tecnología y privacidad.
  • La página de recursos relacionados con el coronavirus de America Saves ofrece consejos sobre cómo comprar comestibles mientras se ajusta a un presupuesto, cómo gastar el dinero de estímulo económico de forma responsable, y mucho más.
  • SwiftStudent es una herramienta gratuita que ayuda a estudiantes con las apelaciones durante el proceso de solicitar ayuda financiera para sus estudios. (En otras palabras, les ayuda a pedir que las universidades donde estudian les den más dinero y ayuda financiera.) El sitio web ofrece cartas modelo que, una vez completadas, pueden enviarse a las oficinas de ayuda financiera de las escuelas.
  • Google ha reunido una selección de aplicaciones móviles, aprobadas por maestros, que pueden beneficiar y entretener a los niños.

 

La financiación principal del proyecto COVID-19 Education Project fue aportada por Wells Fargo. Fondos adicionales los proporcionaron AT&T, Bank of America, Capital One, JPMorgan Chase & Co. y Square.

 

© 2020 Consumer Action

Actualizado: 22 de junio de 2020   (Publicación original: 18 de marzo de 2020)

 

Tags/Keywords

 
 

Search

Quick Menu

Facebook FTwitter T
 

Consumer Help Desk

Advocacy